Principalmente, consiguiendo un volumen de compras que permite negociar inmejorables precios por grandes cantidades.Si visita alguna de nuestras tiendas, observará que la tónica general es la gran cantidad de artículos y piezas que se exponen y se tienen preparadas para la venta. Además a esto hay que sumarle una política de ahorro en otros aspectos como la estética, material de oficina, o de exposición, o el transporte que es opcional para el cliente, y todo destinado en conseguir el mejor precio final. Es la única forma de ser competitivos en este momento, y los datos así lo demuestran.